Recetas de cócteles, licores y bares locales

La FDA aprueba un dispositivo que bombea alimentos fuera del estómago para promover la pérdida de peso

La FDA aprueba un dispositivo que bombea alimentos fuera del estómago para promover la pérdida de peso


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El AspireAssist fue aprobado por la FDA en un esfuerzo por combatir la obesidad, pero no sin su parte de controversia.

La obsesión de Estados Unidos por la comida chatarra ahora tiene una nueva solución de curita.

La comida ahora puede atravesarlo, literalmente. los Aprobado recientemente por la FDA AspireAssist, una controvertida herramienta para bajar de peso que aspira los alimentos del estómago antes de que el cuerpo pueda digerirlos. Los cirujanos insertan un tubo en el estómago, que se conecta a una "válvula de puerto en forma de disco" en la piel del paciente. Después de 20 o 30 minutos, los comensales bombean aproximadamente el 30 por ciento de las calorías consumidas de sus estómagos, directamente al inodoro.

La FDA señala que este dispositivo solo está diseñado para situaciones extremas, y dice que el candidato ideal es obeso, tiene al menos 22 años y ya ha intentado perder peso a través de otras vías. Los críticos, sin embargo, han criticado el producto, llamándolo "bulimia asistida" y señalando que es "un dispositivo habilitador, no un dispositivo de ayuda".

Naturalmente, el dispositivo tiene una buena cantidad de efectos secundarios. La FDA advierte sobre una gran cantidad de estos: se notan indigestión ocasional, náuseas, vómitos, estreñimiento y diarrea, sin mencionar las complicaciones del tubo en sí, que pueden crear problemas tanto en el estómago como alrededor de la válvula.

Los estudios muestran que el dispositivo mejora drásticamente la pérdida de peso, pero la propensión del tubo a "obstruirse" significa que sus usuarios no pueden disfrutar de ciertos alimentos. La lista de "no-no" incluye brócoli, coliflor, comida china, pretzels y filete. Pero para los pacientes que sufren de obesidad, quizás esa no sea una mala compensación.


Symlin puede ayudar a las personas obesas a perder peso

Dos estudios publicados este verano han encontrado que el medicamento inyectable para la diabetes pramlintida (marca Symlin) puede ayudar a las personas obesas a perder peso.

La pramlintida es un análogo sintético de la hormona amilina, que generalmente es secretada por el páncreas junto con la insulina en respuesta a las comidas. En el cuerpo, la amilina actúa con la insulina para controlar el aumento de los niveles de glucosa en sangre después de comer. Las personas con diabetes cuyos páncreas no producen suficiente insulina (o cualquier tipo de insulina) tampoco producen suficiente amilina a la hora de comer.

La pramlintida fue aprobada por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) en marzo de 2005 para su uso en personas con diabetes tipo 1 y personas con diabetes tipo 2 que usan insulina. La pramlintida ayuda a controlar los niveles de glucosa en sangre mediante varios mecanismos, incluido el vaciado del estómago más lento. Esta acción también puede ayudar a las personas a sentirse más llenas y comer menos.

Estudios publicados anteriormente han demostrado que el uso de pramlintida puede ayudar a las personas con diabetes tipo 2, que a menudo tienen sobrepeso, a reducir tanto sus niveles de HbA1c como su peso. Ahora, dos nuevos estudios han analizado específicamente el papel de la pramlintida para ayudar a las personas obesas a perder peso.

En un estudio, publicado en la edición de agosto de The Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism, Los investigadores reclutaron a 204 personas con un índice de masa corporal (IMC) promedio de 37,8 (un IMC superior a 30 se clasifica como obeso). Estas personas fueron asignadas al azar para recibir inyecciones de pramlintida o un placebo tres veces al día antes de las comidas durante cuatro meses. Ambos grupos también recibieron intervenciones en el estilo de vida destinadas a perder peso.

En comparación con el grupo de placebo, los participantes que recibieron pramlintida perdieron alrededor de ocho libras y casi 1 1/2 pulgadas de su cintura. Además, un mayor porcentaje del grupo de pramlintida (31%) perdió el 5% o más de su peso corporal en comparación con el 2% del grupo de placebo, y un porcentaje sustancialmente mayor de personas en el grupo de pramlintida informó un mejor control del apetito y una mejoría del bienestar. ser. Las náuseas fueron el efecto secundario más común asociado con la pramlintida, y ambos grupos tuvieron un porcentaje similar de retiro del estudio: 29% del grupo de pramlintida y 25% del grupo de placebo.

Otro estudio, publicado en el American Journal of Physiology & # 8211 Endocrinología y metabolismo en agosto examinó a 88 personas obesas asignadas al azar para inyectarse pramlintida o un placebo antes de cada comida durante seis semanas. Durante este período, las personas que recibieron pramlintida consumieron entre 500 y 750 calorías menos por día que las personas que recibieron el placebo. También comían porciones más pequeñas y eran menos propensos a atracones cuando se les presentaban alimentos como pizza, refrescos y helados durante & # 8220 desafíos de comida rápida & # 8221. Al final del período de estudio, los miembros del grupo de pramlintida habían perdido un promedio del 2% de su peso corporal, mientras que los miembros del grupo placebo habían ganado una pequeña cantidad de peso.

Ambos estudios recibieron financiación de Amylin Pharmaceuticals, Inc., que fabrica pramlintida.

La aprobación de la FDA para la pramlintida puramente como un fármaco para bajar de peso probablemente aún esté en el futuro, mientras tanto, se están realizando otros estudios para probar los efectos en la pérdida de peso de la combinación de pramlintida con otros fármacos y hormonas sintéticas. Sin embargo, para las personas con diabetes que tienen sobrepeso y usan insulina, la pramlintida puede ayudarlas a perder peso además de ayudar a controlar los niveles de glucosa en sangre después de las comidas.

Descargo de responsabilidad de asesoramiento médico: usted comprende que las publicaciones de blog y los comentarios a dichas publicaciones de blog (ya sea que publiquemos nosotros, nuestros agentes o blogueros, o los usuarios) no constituyen asesoramiento médico o recomendación de ningún tipo, y no debe confiar en ningún información contenida en dichas publicaciones o comentarios para reemplazar las consultas con sus profesionales de atención médica calificados para satisfacer sus necesidades individuales. Las opiniones y otra información contenida en las publicaciones y comentarios del blog no reflejan las opiniones o posiciones del propietario del sitio.


Symlin puede ayudar a las personas obesas a perder peso

Dos estudios publicados este verano han encontrado que el medicamento inyectable para la diabetes pramlintida (marca Symlin) puede ayudar a las personas obesas a perder peso.

La pramlintida es un análogo sintético de la hormona amilina, que generalmente es secretada por el páncreas junto con la insulina en respuesta a las comidas. En el cuerpo, la amilina actúa con la insulina para controlar el aumento de los niveles de glucosa en sangre después de comer. Las personas con diabetes cuyos páncreas no producen suficiente insulina (o cualquier tipo de insulina) tampoco producen suficiente amilina a la hora de comer.

La pramlintida fue aprobada por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) en marzo de 2005 para su uso en personas con diabetes tipo 1 y personas con diabetes tipo 2 que usan insulina. La pramlintida ayuda a controlar los niveles de glucosa en sangre mediante varios mecanismos, incluido el vaciado del estómago más lento. Esta acción también puede ayudar a las personas a sentirse más llenas y comer menos.

Estudios publicados anteriormente han demostrado que el uso de pramlintida puede ayudar a las personas con diabetes tipo 2, que a menudo tienen sobrepeso, a reducir tanto sus niveles de HbA1c como su peso. Ahora, dos nuevos estudios han analizado específicamente el papel de la pramlintida para ayudar a las personas obesas a perder peso.

En un estudio, publicado en la edición de agosto de The Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism, Los investigadores reclutaron a 204 personas con un índice de masa corporal (IMC) promedio de 37,8 (un IMC superior a 30 se clasifica como obeso). Estas personas fueron asignadas al azar para recibir inyecciones de pramlintida o un placebo tres veces al día antes de las comidas durante cuatro meses. Ambos grupos también recibieron intervenciones en el estilo de vida destinadas a perder peso.

En comparación con el grupo de placebo, los participantes que recibieron pramlintida perdieron alrededor de ocho libras y casi 1 1/2 pulgadas de su cintura. Además, un mayor porcentaje del grupo de pramlintida (31%) perdió el 5% o más de su peso corporal en comparación con el 2% del grupo de placebo, y un porcentaje sustancialmente mayor de personas en el grupo de pramlintida informó un mejor control del apetito y una mejoría del bienestar. ser. Las náuseas fueron el efecto secundario más común asociado con la pramlintida, y ambos grupos tuvieron un porcentaje similar de retiro del estudio: 29% del grupo de pramlintida y 25% del grupo de placebo.

Otro estudio, publicado en el American Journal of Physiology & # 8211 Endocrinología y metabolismo en agosto se examinó a 88 personas obesas asignadas al azar para inyectarse pramlintida o un placebo antes de cada comida durante seis semanas. Durante este período, las personas que recibieron pramlintida consumieron entre 500 y 750 calorías menos por día que las personas que recibieron el placebo. También comían porciones más pequeñas y eran menos propensos a atracones cuando se les presentaban alimentos como pizza, refrescos y helados durante & # 8220 desafíos de comida rápida & # 8221. Al final del período de estudio, los miembros del grupo de pramlintida habían perdido un promedio del 2% de su peso corporal, mientras que los miembros del grupo placebo habían ganado una pequeña cantidad de peso.

Ambos estudios recibieron financiación de Amylin Pharmaceuticals, Inc., que fabrica pramlintida.

La aprobación de la FDA para la pramlintida puramente como un fármaco para bajar de peso probablemente aún esté en el futuro, mientras tanto, se están realizando otros estudios para probar los efectos en la pérdida de peso de la combinación de pramlintida con otros fármacos y hormonas sintéticas. Sin embargo, para las personas con diabetes que tienen sobrepeso y usan insulina, la pramlintida puede ayudarlas a perder peso además de ayudar a controlar los niveles de glucosa en sangre después de las comidas.

Descargo de responsabilidad de asesoramiento médico: usted comprende que las publicaciones de blog y los comentarios a dichas publicaciones de blog (ya sea que publiquemos nosotros, nuestros agentes o blogueros, o los usuarios) no constituyen asesoramiento médico o recomendación de ningún tipo, y no debe confiar en ningún información contenida en dichas publicaciones o comentarios para reemplazar las consultas con sus profesionales de atención médica calificados para satisfacer sus necesidades individuales. Las opiniones y otra información contenida en las publicaciones y comentarios del blog no reflejan las opiniones o posiciones del propietario del sitio.


Symlin puede ayudar a las personas obesas a perder peso

Dos estudios publicados este verano han encontrado que el medicamento inyectable para la diabetes pramlintida (marca Symlin) puede ayudar a las personas obesas a perder peso.

La pramlintida es un análogo sintético de la hormona amilina, que generalmente es secretada por el páncreas junto con la insulina en respuesta a las comidas. En el cuerpo, la amilina actúa con la insulina para controlar el aumento de los niveles de glucosa en sangre después de comer. Las personas con diabetes cuyos páncreas no producen suficiente insulina (o cualquier insulina) tampoco producen suficiente amilina a la hora de comer.

La pramlintida fue aprobada por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) en marzo de 2005 para su uso en personas con diabetes tipo 1 y personas con diabetes tipo 2 que usan insulina. La pramlintida ayuda a controlar los niveles de glucosa en sangre mediante varios mecanismos, incluido el vaciado del estómago más lento. Esta acción también puede ayudar a las personas a sentirse más llenas y comer menos.

Estudios publicados anteriormente han demostrado que el uso de pramlintida puede ayudar a las personas con diabetes tipo 2, que a menudo tienen sobrepeso, a reducir tanto sus niveles de HbA1c como su peso. Ahora, dos nuevos estudios han analizado específicamente el papel de la pramlintida para ayudar a las personas obesas a perder peso.

En un estudio, publicado en la edición de agosto de The Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism, Los investigadores reclutaron a 204 personas con un índice de masa corporal (IMC) promedio de 37,8 (un IMC superior a 30 se clasifica como obeso). Estas personas fueron asignadas al azar para recibir inyecciones de pramlintida o un placebo tres veces al día antes de las comidas durante cuatro meses. Ambos grupos también recibieron intervenciones en el estilo de vida destinadas a perder peso.

En comparación con el grupo de placebo, los participantes que recibieron pramlintida perdieron alrededor de ocho libras y casi 1 1/2 pulgadas de su cintura. Además, un mayor porcentaje del grupo de pramlintida (31%) perdió el 5% o más de su peso corporal en comparación con el 2% del grupo de placebo, y un porcentaje sustancialmente mayor de personas en el grupo de pramlintida informó un mejor control del apetito y una mejoría del bienestar. ser. Las náuseas fueron el efecto secundario más común asociado con la pramlintida, y ambos grupos tuvieron un porcentaje similar de retiro del estudio: 29% del grupo de pramlintida y 25% del grupo de placebo.

Otro estudio, publicado en el American Journal of Physiology & # 8211 Endocrinología y metabolismo en agosto se examinó a 88 personas obesas asignadas al azar para inyectarse pramlintida o un placebo antes de cada comida durante seis semanas. Durante este período, las personas que recibieron pramlintida consumieron entre 500 y 750 calorías menos por día que las personas que recibieron el placebo. También comían porciones más pequeñas y eran menos propensos a atracones cuando se les presentaban alimentos como pizza, refrescos y helados durante & # 8220 desafíos de comida rápida & # 8221. Al final del período de estudio, los miembros del grupo de pramlintida habían perdido un promedio del 2% de su peso corporal, mientras que los miembros del grupo placebo habían ganado una pequeña cantidad de peso.

Ambos estudios recibieron financiación de Amylin Pharmaceuticals, Inc., que fabrica pramlintida.

La aprobación de la FDA para la pramlintida puramente como un fármaco para bajar de peso probablemente aún esté en el futuro, mientras tanto, se están realizando otros estudios para probar los efectos en la pérdida de peso de la combinación de pramlintida con otros fármacos y hormonas sintéticas. Sin embargo, para las personas con diabetes que tienen sobrepeso y usan insulina, la pramlintida puede ayudarlas a perder peso además de ayudar a controlar los niveles de glucosa en sangre después de las comidas.

Descargo de responsabilidad de asesoramiento médico: usted comprende que las publicaciones de blog y los comentarios a dichas publicaciones de blog (ya sea que publiquemos nosotros, nuestros agentes o blogueros, o los usuarios) no constituyen asesoramiento médico o recomendación de ningún tipo, y no debe confiar en ningún información contenida en dichas publicaciones o comentarios para reemplazar las consultas con sus profesionales de atención médica calificados para satisfacer sus necesidades individuales. Las opiniones y otra información contenida en las publicaciones y comentarios del blog no reflejan las opiniones o posiciones del propietario del sitio.


Symlin puede ayudar a las personas obesas a perder peso

Dos estudios publicados este verano han encontrado que el medicamento inyectable para la diabetes pramlintida (marca Symlin) puede ayudar a las personas obesas a perder peso.

La pramlintida es un análogo sintético de la hormona amilina, que generalmente es secretada por el páncreas junto con la insulina en respuesta a las comidas. En el cuerpo, la amilina actúa con la insulina para controlar el aumento de los niveles de glucosa en sangre después de comer. Las personas con diabetes cuyos páncreas no producen suficiente insulina (o cualquier tipo de insulina) tampoco producen suficiente amilina a la hora de comer.

La pramlintida fue aprobada por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) en marzo de 2005 para su uso en personas con diabetes tipo 1 y personas con diabetes tipo 2 que usan insulina. La pramlintida ayuda a controlar los niveles de glucosa en sangre mediante varios mecanismos, incluido el vaciado del estómago más lento. Esta acción también puede ayudar a las personas a sentirse más llenas y comer menos.

Estudios publicados anteriormente han demostrado que el uso de pramlintida puede ayudar a las personas con diabetes tipo 2, que a menudo tienen sobrepeso, a reducir tanto sus niveles de HbA1c como su peso. Ahora, dos nuevos estudios han analizado específicamente el papel de la pramlintida para ayudar a las personas obesas a perder peso.

En un estudio, publicado en la edición de agosto de The Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism, Los investigadores reclutaron a 204 personas con un índice de masa corporal (IMC) promedio de 37,8 (un IMC superior a 30 se clasifica como obeso). Estas personas fueron asignadas al azar para recibir inyecciones de pramlintida o un placebo tres veces al día antes de las comidas durante cuatro meses. Ambos grupos también recibieron intervenciones en el estilo de vida destinadas a perder peso.

En comparación con el grupo de placebo, los participantes que recibieron pramlintida perdieron alrededor de ocho libras y casi 1 1/2 pulgadas de su cintura. Además, un mayor porcentaje del grupo de pramlintida (31%) perdió el 5% o más de su peso corporal en comparación con el 2% del grupo de placebo, y un porcentaje sustancialmente mayor de personas en el grupo de pramlintida informó un mejor control del apetito y una mejoría del bienestar. ser. Las náuseas fueron el efecto secundario más común asociado con la pramlintida, y ambos grupos tuvieron un porcentaje similar de retiro del estudio: 29% del grupo de pramlintida y 25% del grupo de placebo.

Otro estudio, publicado en el American Journal of Physiology & # 8211 Endocrinología y metabolismo en agosto se examinó a 88 personas obesas asignadas al azar para inyectarse pramlintida o un placebo antes de cada comida durante seis semanas. Durante este período, las personas que recibieron pramlintida consumieron entre 500 y 750 calorías menos por día que las personas que recibieron el placebo. También comían porciones más pequeñas y eran menos propensos a atracones cuando se les presentaban alimentos como pizza, refrescos y helados durante & # 8220 desafíos de comida rápida & # 8221. Al final del período de estudio, los miembros del grupo de pramlintida habían perdido un promedio del 2% de su peso corporal, mientras que los miembros del grupo placebo habían ganado una pequeña cantidad de peso.

Ambos estudios recibieron financiación de Amylin Pharmaceuticals, Inc., que fabrica pramlintida.

La aprobación de la FDA para la pramlintida puramente como un fármaco para bajar de peso probablemente aún esté en el futuro, mientras tanto, se están realizando otros estudios para probar los efectos en la pérdida de peso de la combinación de pramlintida con otros fármacos y hormonas sintéticas. Sin embargo, para las personas con diabetes que tienen sobrepeso y usan insulina, la pramlintida puede ayudarlas a perder peso además de ayudar a controlar los niveles de glucosa en sangre después de las comidas.

Descargo de responsabilidad de asesoramiento médico: usted comprende que las publicaciones de blog y los comentarios a dichas publicaciones de blog (ya sea que publiquemos nosotros, nuestros agentes o blogueros, o los usuarios) no constituyen un consejo médico o recomendación de ningún tipo, y no debe confiar en ningún información contenida en dichas publicaciones o comentarios para reemplazar las consultas con sus profesionales de atención médica calificados para satisfacer sus necesidades individuales. Las opiniones y otra información contenida en las publicaciones y comentarios del blog no reflejan las opiniones o posiciones del propietario del sitio.


Symlin puede ayudar a las personas obesas a perder peso

Dos estudios publicados este verano han encontrado que el medicamento inyectable para la diabetes pramlintida (marca Symlin) puede ayudar a las personas obesas a perder peso.

La pramlintida es un análogo sintético de la hormona amilina, que generalmente es secretada por el páncreas junto con la insulina en respuesta a las comidas. En el cuerpo, la amilina actúa con la insulina para controlar el aumento de los niveles de glucosa en sangre después de comer. Las personas con diabetes cuyos páncreas no producen suficiente insulina (o cualquier tipo de insulina) tampoco producen suficiente amilina a la hora de comer.

La pramlintida fue aprobada por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) en marzo de 2005 para su uso en personas con diabetes tipo 1 y personas con diabetes tipo 2 que usan insulina. La pramlintida ayuda a controlar los niveles de glucosa en sangre mediante varios mecanismos, incluido el vaciado del estómago más lento. Esta acción también puede ayudar a las personas a sentirse más llenas y comer menos.

Estudios publicados anteriormente han demostrado que el uso de pramlintida puede ayudar a las personas con diabetes tipo 2, que a menudo tienen sobrepeso, a reducir tanto sus niveles de HbA1c como su peso. Ahora, dos nuevos estudios han analizado específicamente el papel de la pramlintida para ayudar a las personas obesas a perder peso.

En un estudio, publicado en la edición de agosto de The Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism, Los investigadores reclutaron a 204 personas con un índice de masa corporal (IMC) promedio de 37,8 (un IMC superior a 30 se clasifica como obeso). Estas personas fueron asignadas al azar para recibir inyecciones de pramlintida o un placebo tres veces al día antes de las comidas durante cuatro meses. Ambos grupos también recibieron intervenciones en el estilo de vida destinadas a perder peso.

En comparación con el grupo de placebo, los participantes que recibieron pramlintida perdieron alrededor de ocho libras y casi 1 1/2 pulgadas de su cintura. Además, un mayor porcentaje del grupo de pramlintida (31%) perdió el 5% o más de su peso corporal en comparación con el 2% del grupo de placebo, y un porcentaje sustancialmente mayor de personas en el grupo de pramlintida informó un mejor control del apetito y una mejoría del bienestar. ser. Las náuseas fueron el efecto secundario más común asociado con la pramlintida, y ambos grupos tuvieron un porcentaje similar de retiro del estudio: 29% del grupo de pramlintida y 25% del grupo de placebo.

Otro estudio, publicado en el American Journal of Physiology & # 8211 Endocrinología y metabolismo en agosto examinó a 88 personas obesas asignadas al azar para inyectarse pramlintida o un placebo antes de cada comida durante seis semanas. Durante este período, las personas que recibieron pramlintida consumieron entre 500 y 750 calorías menos por día que las personas que recibieron el placebo. También comían porciones más pequeñas y eran menos propensos a atracones cuando se les presentaban alimentos como pizza, refrescos y helados durante & # 8220 desafíos de comida rápida & # 8221. Al final del período de estudio, los miembros del grupo de pramlintida habían perdido un promedio del 2% de su peso corporal, mientras que los miembros del grupo placebo habían ganado una pequeña cantidad de peso.

Ambos estudios recibieron financiación de Amylin Pharmaceuticals, Inc., que fabrica pramlintida.

La aprobación de la FDA para la pramlintida puramente como un fármaco para bajar de peso probablemente aún esté en el futuro, mientras tanto, se están realizando otros estudios para probar los efectos en la pérdida de peso de la combinación de pramlintida con otros fármacos y hormonas sintéticas. Sin embargo, para las personas con diabetes que tienen sobrepeso y usan insulina, la pramlintida puede ayudarlas a perder peso además de ayudar a controlar los niveles de glucosa en sangre después de las comidas.

Descargo de responsabilidad de asesoramiento médico: usted comprende que las publicaciones de blog y los comentarios a dichas publicaciones de blog (ya sea que publiquemos nosotros, nuestros agentes o blogueros, o los usuarios) no constituyen asesoramiento médico o recomendación de ningún tipo, y no debe confiar en ningún información contenida en dichas publicaciones o comentarios para reemplazar las consultas con sus profesionales de atención médica calificados para satisfacer sus necesidades individuales. Las opiniones y otra información contenida en las publicaciones y comentarios del blog no reflejan las opiniones o posiciones del propietario del sitio.


Symlin puede ayudar a las personas obesas a perder peso

Dos estudios publicados este verano han encontrado que el medicamento inyectable para la diabetes pramlintida (marca Symlin) puede ayudar a las personas obesas a perder peso.

La pramlintida es un análogo sintético de la hormona amilina, que generalmente es secretada por el páncreas junto con la insulina en respuesta a las comidas. En el cuerpo, la amilina actúa con la insulina para controlar el aumento de los niveles de glucosa en sangre después de comer. Las personas con diabetes cuyos páncreas no producen suficiente insulina (o cualquier tipo de insulina) tampoco producen suficiente amilina a la hora de comer.

La pramlintida fue aprobada por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) en marzo de 2005 para su uso en personas con diabetes tipo 1 y personas con diabetes tipo 2 que usan insulina. La pramlintida ayuda a controlar los niveles de glucosa en sangre mediante varios mecanismos, incluido el vaciado del estómago más lento. Esta acción también puede ayudar a las personas a sentirse más llenas y comer menos.

Estudios publicados anteriormente han demostrado que el uso de pramlintida puede ayudar a las personas con diabetes tipo 2, que a menudo tienen sobrepeso, a reducir tanto sus niveles de HbA1c como su peso. Ahora, dos nuevos estudios han analizado específicamente el papel de la pramlintida para ayudar a las personas obesas a perder peso.

En un estudio, publicado en la edición de agosto de The Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism, Los investigadores reclutaron a 204 personas con un índice de masa corporal (IMC) promedio de 37,8 (un IMC superior a 30 se clasifica como obeso). Estas personas fueron asignadas al azar para recibir inyecciones de pramlintida o un placebo tres veces al día antes de las comidas durante cuatro meses. Ambos grupos también recibieron intervenciones en el estilo de vida destinadas a perder peso.

En comparación con el grupo de placebo, los participantes que recibieron pramlintida perdieron alrededor de ocho libras y casi 1 1/2 pulgadas de su cintura. Además, un mayor porcentaje del grupo de pramlintida (31%) perdió el 5% o más de su peso corporal en comparación con el 2% del grupo de placebo, y un porcentaje sustancialmente mayor de personas en el grupo de pramlintida informó un mejor control del apetito y una mejoría del bienestar. ser. Las náuseas fueron el efecto secundario más común asociado con la pramlintida, y ambos grupos tuvieron un porcentaje similar de retiro del estudio: 29% del grupo de pramlintida y 25% del grupo de placebo.

Otro estudio, publicado en el American Journal of Physiology & # 8211 Endocrinología y metabolismo en agosto examinó a 88 personas obesas asignadas al azar para inyectarse pramlintida o un placebo antes de cada comida durante seis semanas. Durante este período, las personas que recibieron pramlintida consumieron entre 500 y 750 calorías menos por día que las personas que recibieron el placebo. También comían porciones más pequeñas y eran menos propensos a atracones cuando se les presentaban alimentos como pizza, refrescos y helados durante & # 8220 desafíos de comida rápida & # 8221. Al final del período de estudio, los miembros del grupo de pramlintida habían perdido un promedio del 2% de su peso corporal, mientras que los miembros del grupo placebo habían ganado una pequeña cantidad de peso.

Ambos estudios recibieron financiación de Amylin Pharmaceuticals, Inc., que fabrica pramlintida.

La aprobación de la FDA para la pramlintida puramente como un fármaco para bajar de peso probablemente aún esté en el futuro, mientras tanto, se están realizando otros estudios para probar los efectos en la pérdida de peso de la combinación de pramlintida con otros fármacos y hormonas sintéticas. Sin embargo, para las personas con diabetes que tienen sobrepeso y usan insulina, la pramlintida puede ayudarlas a perder peso además de ayudar a controlar los niveles de glucosa en sangre después de las comidas.

Descargo de responsabilidad de asesoramiento médico: usted comprende que las publicaciones de blog y los comentarios a dichas publicaciones de blog (ya sea que publiquemos nosotros, nuestros agentes o blogueros, o los usuarios) no constituyen un consejo médico o recomendación de ningún tipo, y no debe confiar en ningún información contenida en dichas publicaciones o comentarios para reemplazar las consultas con sus profesionales de atención médica calificados para satisfacer sus necesidades individuales. Las opiniones y otra información contenida en las publicaciones y comentarios del blog no reflejan las opiniones o posiciones del propietario del sitio.


Symlin puede ayudar a las personas obesas a perder peso

Dos estudios publicados este verano han encontrado que el medicamento inyectable para la diabetes pramlintida (marca Symlin) puede ayudar a las personas obesas a perder peso.

La pramlintida es un análogo sintético de la hormona amilina, que generalmente es secretada por el páncreas junto con la insulina en respuesta a las comidas. En el cuerpo, la amilina actúa con la insulina para controlar el aumento de los niveles de glucosa en sangre después de comer. Las personas con diabetes cuyos páncreas no producen suficiente insulina (o cualquier tipo de insulina) tampoco producen suficiente amilina a la hora de comer.

La pramlintida fue aprobada por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) en marzo de 2005 para su uso en personas con diabetes tipo 1 y personas con diabetes tipo 2 que usan insulina. La pramlintida ayuda a controlar los niveles de glucosa en sangre mediante varios mecanismos, incluido el vaciado del estómago más lento. Esta acción también puede ayudar a las personas a sentirse más llenas y a comer menos.

Estudios publicados anteriormente han demostrado que el uso de pramlintida puede ayudar a las personas con diabetes tipo 2, que a menudo tienen sobrepeso, a reducir tanto sus niveles de HbA1c como su peso. Ahora, dos nuevos estudios han analizado específicamente el papel de la pramlintida para ayudar a las personas obesas a perder peso.

En un estudio, publicado en la edición de agosto de The Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism, Los investigadores reclutaron a 204 personas con un índice de masa corporal (IMC) promedio de 37,8 (un IMC superior a 30 se clasifica como obeso). Estas personas fueron asignadas al azar para recibir inyecciones de pramlintida o un placebo tres veces al día antes de las comidas durante cuatro meses. Ambos grupos también recibieron intervenciones en el estilo de vida destinadas a perder peso.

En comparación con el grupo de placebo, los participantes que recibieron pramlintida perdieron alrededor de ocho libras y casi 1 1/2 pulgadas de su cintura. Además, un mayor porcentaje del grupo de pramlintida (31%) perdió el 5% o más de su peso corporal en comparación con el 2% del grupo de placebo, y un porcentaje sustancialmente mayor de personas en el grupo de pramlintida informó un mejor control del apetito y una mejoría del bienestar. ser. Las náuseas fueron el efecto secundario más común asociado con la pramlintida, y ambos grupos tuvieron un porcentaje similar de retiro del estudio: 29% del grupo de pramlintida y 25% del grupo de placebo.

Otro estudio, publicado en el American Journal of Physiology & # 8211 Endocrinología y metabolismo en agosto se examinó a 88 personas obesas asignadas al azar para inyectarse pramlintida o un placebo antes de cada comida durante seis semanas. Durante este período, las personas que recibieron pramlintida comieron entre 500 y 750 calorías menos por día que las personas que recibieron el placebo. También comían porciones más pequeñas y eran menos propensos a atracones cuando se les presentaban alimentos como pizza, refrescos y helados durante & # 8220 desafíos de comida rápida & # 8221. Al final del período de estudio, los miembros del grupo de pramlintida habían perdido un promedio del 2% de su peso corporal, mientras que los miembros del grupo placebo habían ganado una pequeña cantidad de peso.

Ambos estudios recibieron financiación de Amylin Pharmaceuticals, Inc., que fabrica pramlintida.

La aprobación de la FDA para la pramlintida puramente como un fármaco para bajar de peso probablemente aún esté en el futuro, mientras tanto, se están realizando otros estudios para probar los efectos en la pérdida de peso de la combinación de pramlintida con otros fármacos y hormonas sintéticas. Sin embargo, para las personas con diabetes que tienen sobrepeso y usan insulina, la pramlintida puede ayudarlas a perder peso además de ayudar a controlar los niveles de glucosa en sangre después de las comidas.

Descargo de responsabilidad de asesoramiento médico: usted comprende que las publicaciones de blog y los comentarios a dichas publicaciones de blog (ya sea que publiquemos nosotros, nuestros agentes o blogueros, o los usuarios) no constituyen un consejo médico o recomendación de ningún tipo, y no debe confiar en ningún información contenida en dichas publicaciones o comentarios para reemplazar las consultas con sus profesionales de atención médica calificados para satisfacer sus necesidades individuales. Las opiniones y otra información contenida en las publicaciones y comentarios del blog no reflejan las opiniones o posiciones del propietario del sitio.


Symlin puede ayudar a las personas obesas a perder peso

Dos estudios publicados este verano han encontrado que el medicamento inyectable para la diabetes pramlintida (marca Symlin) puede ayudar a las personas obesas a perder peso.

La pramlintida es un análogo sintético de la hormona amilina, que generalmente es secretada por el páncreas junto con la insulina en respuesta a las comidas. En el cuerpo, la amilina actúa con la insulina para controlar el aumento de los niveles de glucosa en sangre después de comer. Las personas con diabetes cuyos páncreas no producen suficiente insulina (o cualquier insulina) tampoco producen suficiente amilina a la hora de comer.

La pramlintida fue aprobada por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) en marzo de 2005 para su uso en personas con diabetes tipo 1 y personas con diabetes tipo 2 que usan insulina. La pramlintida ayuda a controlar los niveles de glucosa en sangre mediante varios mecanismos, incluido el vaciado del estómago más lento. Esta acción también puede ayudar a las personas a sentirse más llenas y comer menos.

Previously published studies have shown that using pramlintide can help people with Type 2 diabetes, who are often overweight, lower both their HbA1c levels and their weight. Now, two new studies have looked specifically at pramlintide’s role in helping obese people lose weight.

In one study, published in the August issue of The Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism, researchers recruited 204 people with an average body-mass index (BMI) of 37.8 (a BMI over 30 is classified as obese). These people were randomly assigned to take injections of either pramlintide or a placebo three times a day before meals for four months. Both groups also received lifestyle interventions aimed at weight loss.

Compared with the placebo group, the participants who received pramlintide lost about eight pounds and almost 1 1/2 inches from their waistlines. Also, a greater percentage of the pramlintide group (31%) lost 5% or more of their body weight compared to 2% of the placebo group, and a substantially higher percentage of people in the pramlintide group reported better appetite control and improved well-being. Nausea was the most common side effect associated with pramlintide, and both groups had a similar percentage of withdrawal from the study: 29% of the pramlintide group and 25% of the placebo group.

Another study, published in the American Journal of Physiology – Endocrinology and Metabolism in August looked at 88 obese people randomly assigned to inject either pramlintide or a placebo before each meal for six weeks. Over this period, the people who received pramlintide ate between 500 and 750 fewer calories per day than the people who received the placebo. They also ate smaller portions and were less likely to binge eat when presented with food such as pizza, soda, and ice cream during “fast food challenges.” At the end of the study period, members of the pramlintide group had lost an average 2% of their body weight while members of the placebo group had gained a small amount of weight.

Both studies received funding from Amylin Pharmaceuticals, Inc., which manufactures pramlintide.

FDA approval for pramlintide purely as a weight-loss drug is probably still years in the future meanwhile, other studies are under way to test the weight-loss effects of combining pramlintide with other drugs and synthetic hormones. For people with diabetes who are overweight and use insulin, however, pramlintide may be able to help them lose weight in addition to helping control postmeal blood glucose levels.

Disclaimer of Medical Advice: You understand that the blog posts and comments to such blog posts (whether posted by us, our agents or bloggers, or by users) do not constitute medical advice or recommendation of any kind, and you should not rely on any information contained in such posts or comments to replace consultations with your qualified health care professionals to meet your individual needs. The opinions and other information contained in the blog posts and comments do not reflect the opinions or positions of the Site Proprietor.


Symlin May Help Obese People Lose Weight

Two studies published this summer have found that the injected diabetes drug pramlintide (brand name Symlin) may help obese people lose weight.

Pramlintide is a synthetic analog of the hormone amylin, which is usually secreted by the pancreas along with insulin in response to meals. In the body, amylin works with insulin to control the rise in blood glucose levels after eating. People with diabetes whose pancreases don’t produce enough insulin (or any insulin) also don’t produce enough amylin at mealtimes.

Pramlintide was approved by the U.S. Food and Drug Administration (FDA) in March 2005 for use in people with Type 1 diabetes and people with Type 2 diabetes who use insulin. Pramlintide helps control blood glucose levels by several mechanisms, including slowing stomach emptying. This action can also help people feel more full and eat less food.

Previously published studies have shown that using pramlintide can help people with Type 2 diabetes, who are often overweight, lower both their HbA1c levels and their weight. Now, two new studies have looked specifically at pramlintide’s role in helping obese people lose weight.

In one study, published in the August issue of The Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism, researchers recruited 204 people with an average body-mass index (BMI) of 37.8 (a BMI over 30 is classified as obese). These people were randomly assigned to take injections of either pramlintide or a placebo three times a day before meals for four months. Both groups also received lifestyle interventions aimed at weight loss.

Compared with the placebo group, the participants who received pramlintide lost about eight pounds and almost 1 1/2 inches from their waistlines. Also, a greater percentage of the pramlintide group (31%) lost 5% or more of their body weight compared to 2% of the placebo group, and a substantially higher percentage of people in the pramlintide group reported better appetite control and improved well-being. Nausea was the most common side effect associated with pramlintide, and both groups had a similar percentage of withdrawal from the study: 29% of the pramlintide group and 25% of the placebo group.

Another study, published in the American Journal of Physiology – Endocrinology and Metabolism in August looked at 88 obese people randomly assigned to inject either pramlintide or a placebo before each meal for six weeks. Over this period, the people who received pramlintide ate between 500 and 750 fewer calories per day than the people who received the placebo. They also ate smaller portions and were less likely to binge eat when presented with food such as pizza, soda, and ice cream during “fast food challenges.” At the end of the study period, members of the pramlintide group had lost an average 2% of their body weight while members of the placebo group had gained a small amount of weight.

Both studies received funding from Amylin Pharmaceuticals, Inc., which manufactures pramlintide.

FDA approval for pramlintide purely as a weight-loss drug is probably still years in the future meanwhile, other studies are under way to test the weight-loss effects of combining pramlintide with other drugs and synthetic hormones. For people with diabetes who are overweight and use insulin, however, pramlintide may be able to help them lose weight in addition to helping control postmeal blood glucose levels.

Disclaimer of Medical Advice: You understand that the blog posts and comments to such blog posts (whether posted by us, our agents or bloggers, or by users) do not constitute medical advice or recommendation of any kind, and you should not rely on any information contained in such posts or comments to replace consultations with your qualified health care professionals to meet your individual needs. The opinions and other information contained in the blog posts and comments do not reflect the opinions or positions of the Site Proprietor.


Symlin May Help Obese People Lose Weight

Two studies published this summer have found that the injected diabetes drug pramlintide (brand name Symlin) may help obese people lose weight.

Pramlintide is a synthetic analog of the hormone amylin, which is usually secreted by the pancreas along with insulin in response to meals. In the body, amylin works with insulin to control the rise in blood glucose levels after eating. People with diabetes whose pancreases don’t produce enough insulin (or any insulin) also don’t produce enough amylin at mealtimes.

Pramlintide was approved by the U.S. Food and Drug Administration (FDA) in March 2005 for use in people with Type 1 diabetes and people with Type 2 diabetes who use insulin. Pramlintide helps control blood glucose levels by several mechanisms, including slowing stomach emptying. This action can also help people feel more full and eat less food.

Previously published studies have shown that using pramlintide can help people with Type 2 diabetes, who are often overweight, lower both their HbA1c levels and their weight. Now, two new studies have looked specifically at pramlintide’s role in helping obese people lose weight.

In one study, published in the August issue of The Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism, researchers recruited 204 people with an average body-mass index (BMI) of 37.8 (a BMI over 30 is classified as obese). These people were randomly assigned to take injections of either pramlintide or a placebo three times a day before meals for four months. Both groups also received lifestyle interventions aimed at weight loss.

Compared with the placebo group, the participants who received pramlintide lost about eight pounds and almost 1 1/2 inches from their waistlines. Also, a greater percentage of the pramlintide group (31%) lost 5% or more of their body weight compared to 2% of the placebo group, and a substantially higher percentage of people in the pramlintide group reported better appetite control and improved well-being. Nausea was the most common side effect associated with pramlintide, and both groups had a similar percentage of withdrawal from the study: 29% of the pramlintide group and 25% of the placebo group.

Another study, published in the American Journal of Physiology – Endocrinology and Metabolism in August looked at 88 obese people randomly assigned to inject either pramlintide or a placebo before each meal for six weeks. Over this period, the people who received pramlintide ate between 500 and 750 fewer calories per day than the people who received the placebo. They also ate smaller portions and were less likely to binge eat when presented with food such as pizza, soda, and ice cream during “fast food challenges.” At the end of the study period, members of the pramlintide group had lost an average 2% of their body weight while members of the placebo group had gained a small amount of weight.

Both studies received funding from Amylin Pharmaceuticals, Inc., which manufactures pramlintide.

FDA approval for pramlintide purely as a weight-loss drug is probably still years in the future meanwhile, other studies are under way to test the weight-loss effects of combining pramlintide with other drugs and synthetic hormones. For people with diabetes who are overweight and use insulin, however, pramlintide may be able to help them lose weight in addition to helping control postmeal blood glucose levels.

Disclaimer of Medical Advice: You understand that the blog posts and comments to such blog posts (whether posted by us, our agents or bloggers, or by users) do not constitute medical advice or recommendation of any kind, and you should not rely on any information contained in such posts or comments to replace consultations with your qualified health care professionals to meet your individual needs. The opinions and other information contained in the blog posts and comments do not reflect the opinions or positions of the Site Proprietor.


Ver el vídeo: La FDA aprueba que médicos de EE. UU. pueden recetar el uso de video juegos. Plan Médico (Mayo 2022).


Comentarios:

  1. Kerrie

    Cometer errores. Escríbeme por MP.

  2. Nahn

    ¿Cuántas personas vienen a ti? Envidio la envidia blanca.

  3. Myron

    Disculpe, no puedo participar ahora en la discusión, no hay tiempo libre. Seré liberado; necesariamente expresaré mi opinión sobre esta pregunta.

  4. Adrian

    Esto no me queda bien.

  5. Androgeus

    Perdón por entrometerme... entiendo esa pregunta. Invito a la discusión.



Escribe un mensaje